BLOG

Miguel Espinosa y el olvido del genio

por Miguel Pérez de Lema

¿Qué falló para que Miguel Espinosa  no fuera el gran escritor de referencia de la transición y hoy ya sólo lo recordemos unos pocos? Cuando en 1974 se publica su monumental Escuela de mandarines, el cotarro hizo todo lo que pudo para ponerla en órbita. Contó con el apoyo directo de personajes clave como Tierno Galván, Aranguren, y el crítico Juan Ramón Masoliver, que maniobró para que la novela recibiera el premio Ciudad de Barcelona. A estos se sumaron otros grandes nombres de la crítica que no escatimaron los merecidos elogios a una obra única.

Pero la novela no tuvo éxito. Y hoy es una rareza fuera del catálogo de alguna gran editorial, que sobrevive en manos la benemérita editora regional La fea burguesía, tras haberse caído de Alfaguara.

leer más

Wittgenstein y el prestigio de la incomunicación

por Miguel Pérez de Lema

Puedo morir dentro de una hora, puedo morir dentro de dos horas, puedo morir dentro de un mes o dentro de algunos años. No puedo saberlo y nada puedo hacer ni a favor ni en contra: así es esta vida. ¿Cómo he de vivir, por tanto, para salir airoso en cada instante? Vivir en lo bueno y en lo bello hasta que la vida acabe por sí misma.

Diarios Secretos 
Ludwig Wittgenstein 

Qué cosa tan terrible, maravillosa, y otra vez terrible, fueron las vanguardias. Si este primer cuarto del siglo XXI nos está pareciendo duro de masticar, mejor no pensar en lo que fue el del XX. ¡Hasta su pandemia fue una verdadera plaga bíblica con decenas de millones de muertos!

A los estragos de la Gran Guerra, la caída de los imperios y la citada Gripe Española, se sumaron con furioso afán disolvente el mundo del arte y el del pensamiento. Había que borrar el mundo, acabar con todo, y construir un “hombre nuevo”. Que de ese caldo de cultivo salieran también el comunismo y los fascismos no es casualidad temporal, sino extensión de marca porque ambos eran, ante todo, formas de Vanguardia.

Y la Vanguardia no hace prisioneros.

leer más

Picoteando Tomás Nevinson, de Javier Marías

Una novela de Javier Marías siempre es un acontecimiento. En esta ocasión, el protagonista es Tomás Nevinson, marido de Berta Isla, que después de dejar el servicio activo es reclutado para que trate de localizar —y ejecutar— a una de las participantes en los atentados de la casa-cuartel de Zaragoza o el de Hipercor. Y ahí es dónde surge el dilema moral: ¿está bien dedicar tanta energía y recursos a eliminar a alguien diez años después?

leer más

Escritores e ideología

por Marisol Oviaño

Ayer, en el taller de escritura surgió una cuestión: ¿es lícito que un autor ponga  su destreza literaria al servicio de una ideología para colárnosla de estranjis sin hacer en ningún momento referencia a ella? (En este caso, hablábamos de la ideología de género).

Aunque el debate era interesante, no nos extendimos demasiado porque había mucho que corregir y, aun así, terminamos una hora más tarde de lo previsto.

Yo defiendo a muerte que los escritores escriban lo que les dé la gana, pero, también, que los críticos deberían desvelar esos trucos que quizá a un lector medio le pasen desapercibidos

leer más

Frédéric Beigbeder: la madurez de un grandísimo escritor

por José Carlos Rodrigo Breto

La narrativa francesa vive unos momentos brillantes, afirmación que puede confirmarse con facilidad si repasamos algunos de los nombres que actualmente muestran su pujanza en el mercado editorial europeo: al ya clásico Michel Houellebecq  o al nobel Patrick Modiano , se les han unido escritores tan brillantes como Mathias Enard , Emmanuel Carrére , Eric Vuillard , Delphine de Vigan , y Frédéric Beigbeder , entre otros muchos.

El caso de la evolución literaria y el éxito de Frédéric Beigbeder va unido al propio Michel Houellebecq, que además es uno de sus mejores amigos. Hay un paralelismo evidente en sus carreras. Si bien Beigbeder empezó a publicar antes, en 1990, y que su tercera novela El amor dura tres años   representó éxito un relativo y fue bien recibida por la crítica, no fue hasta su sexta novela, la célebre 13.99 euros, cuando se consolidó como autor.

leer más

El gran problema de escribir sobre tu familia

por Marisol Oviaño
Fotografía en contexto original: coloradocountyhistory

A una de mis alumnas su suegro le dejó en herencia unos cuadernos en los que él, animado por ella, había escrito su vida.

Él no era escritor, solo un anciano con una personalidad arrolladora que, al quedarse viudo, se puso a escribir para que no se perdieran sus recuerdos. Ahora, años después de su muerte, mi alumna se ha propuesto reconvertir esos apuntes en una novela como homenaje póstumo, sin más objetivo que regalársela a los demás miembros de la familia.

Al principio, el protagonista daba mucho juego, porque era un tipo con mucho desparpajo y salero que combatió en la guerra y que, después, pasó muchas fatigas hasta que consiguió un buen puesto en Madrid. Pero, a raíz de que la estabilidad llega a su vida, solo cuenta cosas intrascendentes y felices: viajes,  ascensos, comilonas… La memoria es muy traicionera y suele olvidar lo malo; además, los hombres —los que no son escritores— tienden a guardarse sus problemas y reflexiones para sí mismos. De modo que, a partir de un determinado punto, en las memorias heredadas apenas hay material interesante, y los capítulos de mi alumna resultan muy planos porque no hay conflicto.

leer más

Distancia de rescate, de Samantha Schweblin

por Marisol Oviaño Una de las cosas más difíciles de ser madre es calcular dónde esta el equilibrio, lo razonable, a la hora de proteger a los hijos. Pienso, por ejemplo, en esa alerta constante en la que estás cuando vas con niños pequeños a la playa . Personalmente,... leer más

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies