TALLERES

A escribir se aprende escribiendo

Club de lectura: No voy a pedirle a nadie que me crea

En esta ocasión hemos escogido “No voy a pedirle a nadie que me crea”, de Juan Pablo Villalobos (Ed. Anagrama). Es un libro divertidísimo y, además, ahonda en el género de “autoficción”, en el que ficción y realidad se funden. El protagonista,... leer más

Calibra tu prosa

¿Lo que escribes no acaba de parecerse a lo que querías escribir? ¿Te quedas siempre con la sensación de que la música sonaba mejor en tu cabeza? ¿Sientes que podrías escribir mejor, pero no sabes cómo? Te proponemos una SESIÓN DE ANÁLISIS Y CORRECCIÓN DE ESTILO, para... leer más

Celebra el día del libro con nosotros

Como este año el 23 de abril cae en lunes y probablemente no tengas tiempo para nada ese día, en Proscritos lo adelantamos al 21. Si te pasas a ver nuestros libros este sábado a partir de las 12:30, te invitamos al aperitivo y a disfrutar de un cuento (para adultos)... leer más

Charla con aperitivo el sábado 17 de marzo

Pásate el sábado 17 a ver los libros que hemos traído para Semana Santa y te invitamos a una charla con aperitivo. José Carlos Rodrigo Breto, doctor en Estudios Literarios y nuestro profesor de Lectura Comparada hablará sobre: “Literatura cuántica: el placer de leer... leer más

Qué opinan nuestros alumnos

Proscritos sacó lo mejor de mí en tiempo record. Profesionalidad y empatía para respetar un estilo, depurarlo y elevarlo sin tonterías. Sois un magnífico equipo. ¡Gracias!

Mónica Rocha

Empecé las clases con Marisol hace un año. De su mano estoy recorriendo un camino de aprendizaje, de cómo expresar lo que llevo dentro. Un camino en el que no podía imaginarme lo que iba a ser capaz de contar. Un camino en el que sigo descubriendo… Gracias, Marisol.

Concepción Gómez

Los escritores somos, mientras alguien no demuestre lo contrario, seres imperfectos. A veces nos falta técnica, otras creatividad y en otras, reconozcámoslo, el sentido común necesario para llevar nuestras obras a buen puerto. Los talleres de Marisol no conseguirán tampoco que lleguemos a ser perfectos, pero sí mucho mejores escritores.

Jesús Vega

Acudí al taller de Proscritos con la deuda pendiente conmigo mismo de escribir un libro. El tema era todavía una nebulosa de ideas, mi estilo estaba por definir y yo mismo no me daba cuenta de algunos errores de escritura que afectaban al ritmo de lo que salía de mi ordenador. En unos meses y gracias a la ayuda de Marisol todo esto estaba encauzado y casi sin darme cuenta estaba escribiendo mi primera novela, a la que a día de hoy estoy dando los últimos retoques. Asistir a los talleres semanales me dio además la disciplina – palabra maldita – que necesitaba para que ese libro se hiciera realidad. Por todo eso, gracias.

Agustín Medina